¿Como funciona la ley de la atracción?


La pregunta sobre como funciona la ley de la atracción resulta reiterada y los fundamentos que le dan respuesta han sido recientemente dispersados aquí y allá, a menudo de  una forma torpe y no siempre para un fin desinteresado, por eso intentaremos una explicación sencilla y clara, de como funciona la ley de la atracción, pero siempre sabiendo que las consecuencias deben ser bien estudiadas y comprendidas antes de implementarse.

como funciona la ley de la atracción y el poder de la mente

¿Como funciona la ley de la atracción?

Vamos a ver primero lo que es la ley de afinidad, y luego veremos el proceso de materializar los pensamientos.

La ley de afinidad


Existe una ley de afinidad según la cual cada vibración tiende a encontrar otra vibración semejante para fusionarse con ella, atrayendo pues hacia ella a otros seres, otros elementos, otras fuerzas en el universo que poseen las mismas longitudes de ondas, las mismas vibraciones.
Así es como por nuestros pensamientos, nuestros sentimientos y nuestros actos, atraemos los elementos, a los seres y los acontecimientos que les corresponden.
He aquí que a causa de nuestros pensamientos y sentimientos podemos estar en situaciones terribles, y a causa de nuestros pensamientos y nuestros sentimientos también podemos crear un futuro magnífico.

Extrapolación

Extrapolando esta ley de afinidad, podemos decir que existe una corriente negativa, cuyo primer grado es la insatisfacción. Si no tomamos precauciones, el descontento se transforma en tristeza. Del mismo modo, la tristeza se convierte en sufrimiento. Se convierte en dolor físico. El dolor se convierte en enfermedad y trae poco a poco la muerte.

Mientras que al contrario la corriente positiva comienza con la satisfacción y la gratitud, que aportan la alegría. La alegría trae paz, tranquilidad, felicidad. Éstas traen la fuerza, que es seguida de la plenitud. Pero así como la mayoría las personas ignoran estas verdades, hacen cualquier cosa y luego están asombradas de encontrarse en situaciones que no han querido.
Es por eso que siempre debemos estar muy atentos a nuestros pensamientos y nuestras palabras, porque en la naturaleza, hay siempre unos elementos que esperan el momento cuando habrá que vestir todo lo que pensamos expresar.

Y la realización a menudo ocurre muy lejos de la persona que comenzó los brotes. Lo mismo que el viento se lleva las semillas y las siembra a lo lejos, también nuestros pensamientos y nuestras palabras despegan, y van a producir lejos de nuestros ojos de los buenos o malos resultados.

De esta ley de afinidad se desprende esta frase : "Cosechamos lo que sembramos" que concierne a la agricultura, porque los pensamientos tienen las mismas propiedades que las semillas.

Agradecimiento

De la misma manera, cuando se expresa nuestra gratitud, atraemos naturalmente cosas que nos harán ser agradecidos, y regalos inesperados que aumentan nuestro reconocimiento encuentran su camino hasta nosotros.

Y la gente que ve nuestra alegría es atraída hacia nosotros porque inconscientemente espera que su interacción con nosotros inspire una actitud similar en ellos.

El mundo refleja y amplía todo lo que sentimos, es por eso que felicitar, una sonrisa, ayudar a los que nos rodean basta para activar fuerzas que nos volverán tarde o temprano y cambiarán nuestra vida.

Veamos ahora en más detalles un aspecto esencial de la manifestación.

¿Como funciona la ley de la atracción? materializar los pensamientos


Como materializar los pensamientos


Los pensamientos son una fuerza, una energía, pero también se pueden materializar muy sutilmente en una zona muy alejada del plano físico.
Para que los pensamientos desciendan en el plano del deseo, los sentimientos, y de allí, en el plano físico, es necesario construir puentes, es decir una toda una serie de intermediarios, para que pueda ejercer su poder sobre la materia.

Muchas personas tienen ideas, pero viven de tal modo que nunca existe comunicación entre estas ideas y sus actos. Hace falta un intermediario, un puente, y este intermediario es el sentimiento.

A través de los sentimientos, las ideas toman forma y se pueden materializar, porque el pensamiento demasiado distante, sutil, pasa sin poder tocar nada ni hacer vibrar.

El sentimiento nos incita a actuar, no los pensamientos. Por ejemplo, si piensas en una mujer: si no tienes ningún sentimiento hacia ella, crees solamente que es bonita, y la dejas tranquila, no les dices nada. Una vez que el sentimiento aparece: de repente, te muestras emprendedor, pones tu cuerpo en movimiento, procuras seducirla y le compras flores.

Los sentimientos se materializan porque están atados a la materia, y activan todo un mecanismo.
Mira nuestro artículo sobre El Secreto de los Pensamientos Positivos.
El pensamiento es todopoderoso, pero en su región, es decir en un plano más sutil que el de la materia. Si quieres un palacio, una montaña o un niño, en seguida esos pensamientos se realizan, se materializan, pero en su propia región. El pensamiento sirve sobre todo para entender, para comprender, para orientarse, pero no puede actuar sobre la materia si el corazón, los sentimientos no se agregan en eso.

Mientras el deseo y el sentimiento no se despierten en nosotros, actuaremos tal vez por ciertas razones, pero sin convicción, sin gusto.

Retraso y dudas

Lo que nos impide entender los efectos de nuestros pensamientos y sentimientos es que estos efectos no son inmediatos. Pero los iniciados que se tomaron la molestia de observar, de comprobar, de verificar lo que pasa en la naturaleza, saben que vía la ley de afinidad todo acaba por condensarse.

Exactamente como ocurre en la cristalización de sales. Te fijas en un líquido donde un Químico ha disuelto la sal y dices: "no hay nada en este líquido," porque no puedes ver nada. Espera, dice al Químico, “vamos a calentarle”, y bajo el efecto del calor, los cristales aparecen.

¿Como funciona la ley de la atracción? El poder de la mente


La ley de la atracción en la práctica

Trabajemos entonces con el poder del pensamiento, pidiendo las mejores cosas para nuestra evolución y la del mundo entero. Así, siempre obtendremos resultados, no hay que olvidarse que todo nos vuelve, tanto lo positivo como lo negativo, y luego armarnos de paciencia y esperar. Porque si buscas resultados inmediatos, quedaras decepcionado, desanimado, abandonaras todo y será una pena.
Si nuestro deseo es sincero, intenso y desinteresado, entonces se cumplirá, pero poco a poco. El proceso es continuo y creciente. Desde el momento en que pedimos, nuestra voluntad comienza a darse cuenta, pero tarda mucho tiempo para que se pueda materializar los pensamientos. Plantamos una semilla, para que esta semilla se convierte en un árbol, lleva tiempo.
Evitemos por lo tanto dejar que pensamientos y deseos contradictorios en nosotros, si no, ese desorden, y confusión se instala.

Es importante avanzar hacia un objetivo único para vivir con simplicidad y poder concentrarse en el desarrollo de nuestras calidades, virtudes y nuestros deseos más queridos. En este punto nos sentimos satisfechos y nuestros deseos se realizarán más rápidamente.

Por último y lo más importante, deberíamos aumentar nuestra esperanza y confianza en estas leyes. Porque estando convencido de la ley de la atracción y la realidad de nuestras creaciones, atrayendo la sensación, sintiendo en el plexo solar la alegría como si estos deseos ya se hubieran realizado, ayudamos a estas creaciones encarnar más rápidamente en materia, materializar los pensamientos.
¿Y tú eres ahora más consciente de la importancia de tus pensamientos y sentimientos? Intenta recordar aquello en lo que pensaste ampliamente durante un período, y ve una correlación con lo que le llegó más tarde ¿fue positivo o negativo?
Gracias por leer este artículo, Deja tu comentario abajo!



Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario